Murió tras ingerir cocuy adulterado

SUCESOS

Después de pasar cinco días internado en el Hospital Central, Luis Alberto Peña de 21 años murió este jueves en la noche por envenenamiento después que ingiriera, presuntamente, cocuy adulterado con formol en una fiesta. Así lo reseña  laprensalara.com.ve

Peña, a quien le decían “Chiqui”, vivía en Bobare junto a su novia y su suegra, Carmen Medina y el sábado 15 de junio en la noche salió a una fiesta junto a unos conocidos de él en el caserío Rastrojitos.

“Él estaba con sus amigos en Bobare pero se fue a esa fiesta con otro grupo. La verdad no sé quienes eran esos otros amigo”, relató Medina.

“Chiqui” amaneció en la parranda compartiendo e ingiriendo bebidas alcohólicas, y después se devolvió a la casa de su suegra en el transcurso de la mañana. Fue poco después del mediodía que él comenzó a sentirse mal hasta que finalmente “le dio como un ataque convulsivo”, según señaló su suegra.

Sorprendidos y desesperados, la familia de “Chiqui” lo trasladaron hacia un centro asistencial en Bobare pero después fue traído al Central en Barquisimeto, donde quedó bajo observación médica en Emergencias pues en un principio no daban con un diagnóstico.

Después de varios días en revisiones, un médico que atendía a “Chiqui” le comunicó su familia que el envenenamiento se había producido presuntamente por tomar licor adulterado; fue después que se enteraron que en la rumba del sábado, él había tomado “clarito”.

El estado de salud de “Chiqui” empeoró el jueves en la mañana y en la noche sufrió un paro respiratorio del que no se recuperó. La mañana del viernes, su cuerpo fue trasladado hasta la morgue, donde ya sus familiares y allegados lamentaban su muerte.

Medina comentó que su yerno trabajaba como barbero en Bobare para ayudar también a mantener su novia, con quien tenía varios meses. Uno de los compinches de “Chiqui” mencionó que él era “un muy buen amigo”.

Leer más en: La Patilla