¿Cuáles son los juguetes sexuales más comprados?

SEXY & FITNESS

La industria de los sex shop vive un momento dulce en todo el mundo. Esta actividad económica, al contrario de lo que ha sucedido en la mayoría de sectores durante los últimos años de crisis económica, no ha dejado de crecer en facturación y ventas. De hecho, según diferentes estudios, el sector ha crecido a un ritmo anual por encima del 18%. Y es que, la venta de juguetes sexuales todavía sigue siendo un negocio muy rentable. Sobre en lo que hace referencia a la venta de los mismo a través de internet.

Encontrar una explicación a esta buena salud de la venta de juguetes sexuales es muy sencillo. El principal motivo es que el sexo ha perdido la connotación negativa u oculta que solía tener hasta la década de los 90. En la actualidad, el sexo puede formar parte perfectamente de cualquier tema de conversión y ya no es un tabú como sucedía anteriormente.

El otro motivo del auge de los sex shop y de la venta de juguetes eróticos radica en que el sector se ha renovado totalmente. De una época antigua, gris y oculta se ha pasado a un sector en el que el diseño y el buen gusto la define. Hoy en día, los sex shop físicos no son los típicos lugares ocultos en un bajo de antaño. Están en las principales calles de las ciudades y en ellos se respira diseño y buen gusto.

No obstante, la venta online es la que realmente ha revolucionado el sector de los juguetes sexuales. Internet ha impulsado la comercialización de estos productos a través de canales online, abriendo nuevos mercados y nuevas posibilidades a los vendedores pero también a los clientes. Este canal aporta a estos últimos una mayor privacidad, al tiempo que permite a los diferentes e-commerces una mayor amplitud de productos y artículos, lo que puede satisfacer aún más a los clientes que están interesados en adquirir algún producto.

En cuanto a los productos más vendidos,los juguetes sexuales más comprando siguen siendo los juguetes eróticos, y entre ellos, los vibradores son los más solicitados. La inversión que los fabricantes han hecho en innovación ha dado lugar a vibradores muy variados en los que colores, formas y tamaños se mezclan para dar el mayor placer a las personas que lo compran. Junto a los vibradores, los consoladores también siguen teniendo una gran acogida.

Otro de los productos de moda son los anillos vibradores para el hombre. Entre las ventajas que tiene este producto destaca que la presión del mismo ayuda a retardar la eyaculación y mantener una erección más firme, a lo que se une que las Las vibraciones del producto hace estimular la zona del clítoris de la mujer. Es un producto que está diseñado para utilizar en pareja.

La lencería y ropa erótica es otro de los apartados del negocio de los sex shop que han visto incrementar sus ventas en los últimos años. La calidad de la lencería y su sofisticación han favorecido que los sex shop también tengan a la venta sujetadores sexy y lencería erótica de calidad.

A ello también hay que añadir la denominada ropa fetiche con la que los compradores pueden hacer realidad sus fantasías. De hecho, según los datos facilitados por el Centro de Información Textil y de la Confección, la ropa interior femenina sexy se ha convertido en un filón para las empresas al representar una facturación de más de 1.000 millones de euros.

En cuanto a las tendencias de este recurso erótico, las prendas más solicitadas hoy en día son las más sofisticadas y seductoras, siendo el perfil de cliente muy variado aunque destaca en los productos más atrevidos las jóvenes, quienes no tienen reparos a la hora comprar y utilizar las últimas tendencias.

La venta de cosmética erótica también está ganando enteros: los geles de placer son uno de los productos que más demanda tiene, seguido por los lubricantes y los artículos para dar masajes eróticos. A ello también hay que añadir la venta de afrodisíacos, unos productos permiten mejorar la vida sexual de los compradores, ayudando a contemplar el sexo como un juego basado en la complicidad y la confianza.

Fuente: MDO