Vientos entorpecen labores de bomberos en California

MUNDO

Rescatistas hurgaban entre los escombros en el poblado de Paradise en busca de muertos. Casi 1.300 personas siguen desaparecidas más de una semana después del estallido del fuego.

 Los bomberos en California enfrentan el desafío de fuertes vientos que podrían arrebatarles los pocos avances que han logrado en la lucha contra los feroces incendios forestales.

Los vientos están alcanzando los 80 kilómetros por hora, dijeron autoridades, agravando la situación de los incendios que ya han matado a 76 personas.
Honea exhortó a todos los residentes evacuados que revisen bien si sus familiares han sido localizados y contacten a las autoridades sobre cualquier novedad.
La Policía ha hallado a cientos de personas, pero la lista de desaparecidos sigue en aumento al reportarse más gente que no ha sido localizada, especialmente los que huyeron en las caóticas primeras horas del siniestro.
En el Vaticano, el papa Francisco oró por las víctimas. En su discurso ante los fieles en la Plaza San Pedro, el Pontífice elevó plegarias para “que el Señor reciba en su paz a los fallecidos, que dé consuelo a los familiares y dé fuerzas a los dedicados a las labores de rescate”.
Francisco ofreció “una plegaria especial a todas las víctimas de los incendios en California, y a las víctimas de la ola de frío que afecta a la costa oriental de Estados Unidos”.
Fuente: EU