Leclerc da una alegría a Ferrari

DEPORTES

Pole del monegasco seguido de Hamilton, quien tras una sanción de la FIA saldrá quinto, y Verstappen, 3º. Sainz saldrá último por cambiar el motor.

Abrazos, aplausos y alegría en Ferrari, como si no hubiera pasado lo que ha pasado durante los últimos cuatro meses, o incluso hasta apenas unos segundos antes del ‘show’ de Charles Leclerc. «¡Come on baby!», gritó el monegasco después de cruzar la meta y lograr en Austria la segunda pole de su carrera, encadenando dos vueltas perfectas a Red Bull Ring para castigar a los Mercedes con un correctivo de casi tres décimas. Brillante Leclerc, de 21 años, que abrirá la parrilla por segunda vez en su carrera para luchar por una victoria. En la primera, Bahréin, falló el motor. En esta, falló el motor… de Vettel.

Porque con un SF90 volador, Ferrari no pudo alinear a sus dos coches en la Q3. Un problema con la presión del aire de la unidad de potencia de ‘Seb’ dejó al tetracampeón sin vuelta, décimo, cuando aspiraban a completar la primera línea. Así que fue segundo Hamilton, aunque saldrá quinto por ser sancionado con tres puestos por molestar a Kimi en la Q1. Se defendió el británico como pudo de los ataques de Verstappen y Bottas, que por ese orden terminaron y saldrán segundo y tercero, respectivamente. Brilló Magnussen con ese gran talento efímero que pocas veces dura más de una vuelta para llevar al Haas a la quinta posición, pero como también está sancionado será un buen Norris quien salga cuarto con el McLaren, mejor aún que en Paul Ricard. Raikkonen, y Giovinazzi, con los Alfa Romeo, adelantaron a Gasly en la tanda definitiva evidenciando una vez más el pobre rendimiento del segundo Red Bull.

El paradisiaco paisaje de Spielberg, entre montañas y bosques, bajo el cielo más azul, con el calor justo (30ºC), el asfalto a la temperatura perfecta (50ºC) y la locura holandesa en las gradas, contrastó con unas condiciones insufribles en la pista: tráfico constante y viento racheado que provocaron unos cuantos errores en las tres sesiones clasificatorias. La primera absorbió a Pérez y Stroll, con una mecánica pobre, y a Kvyat, que tuvo que saltar por la escapatoria para evitar a Russell, dormido de camino al garaje. Fue en ese mismo corte cuando Lewis bloqueó a Raikkonen en la Curva 3, en una acción con castigo riguroso, pero no por ello sorprendente: ya ha sido castigada con tres puestos de castigo varias veces en 2019.

En Q2 cedieron los Renault (Hulkenberg, más cinco puestos por montar su quinto motor), además de Albon y Sainz, que por ese orden ocuparán las últimas plazas de la parrilla de este domingo por las penalizaciones al utilizar la cuarta unidad de potencia. Sale a remontar el madrileño y es posible en este trazado con tres zonas de DRS y rectas suficientes para hacer valer la eficiencia aerodinámica de su MCL34 y la velocidad punta del nuevo propulsor francés. Objetivo: puntuar para seguir comandando la zona media. Y dar espectáculo. Habrá batalla estratégica, Mercedes y Red Bull empiezan con gomas medias y Ferrari, con blandas. Y lucha cuerpo a cuerpo: con Leclerc, Verstappen, Norris o Hamilton disputándose el liderato en la primera curva, no se puede esperar otra cosa.

Leer más en: AS