Tradición muy viva que se manifiesta en el pan de muerto

CURIOSIDADES

Según el sincretismo mexicano, durante dos días, el 1 y 2 de noviembre, las almas de aquellos quienes ya no están físicamente entre nosotros, regresan a departir en una gran comilona llena de misticismo, color y sabor.

Uno de los puntos centrales de cualquier altar de muertos es, sin duda, el pan. De acuerdo con la Secretaría de Economía, la venta de pan de muerto representa el 1 por ciento del total de los ingresos de los panaderos nacionales, por lo que es de vital importancia para el gremio.

Desarrollado durante la Colonia, este pan, tradicionalmente hecho con harina de trigo, huevo, leche, mantequilla, azahar, anís y espolvoreado con azúcar, se consume principalmente en el centro del país, con algunas variaciones regionales.

En el caso del tradicional pan de muerto redondo, de acuerdo con la Canainpa, su forma redonda recuerda el eterno ciclo de la vida y los “huesitos” no son otra cosa que las lágrimas vertidas por sus deudos.

Fuente: Hoy San Diego