Se deben reforzar las medidas de seguridad en la casa si hay niños

CURIOSIDADES

Se tiene la creencia que el hogar es el sitio más seguro para estar, para los adultos es cierto, sin embargo, cuando se tienen niños pequeños se deben extremar las medidas de seguridad debido a que diversas estadísticas han demostrado que es en las casas donde los niños menores de cuatro años suelen sufrir la mayoría de los accidentes.

El Ministerio de Sanidad y Consumo de España reveló que los accidentes más frecuentes en el hogar están causados por: intoxicaciones, caídas, cortes, golpes, quemaduras y agotamiento. Igualmente el Centro de Prevención en Salud de Estados Unidos, señala que las intoxicaciones son la principal causa de siniestralidad en las casas y que en su mayoría ocurren de forma accidental.
Si el niño es mayor de cuatro años recomiendan enseñarles acerca de los tóxicos o venenos que puedan estar en la casa, los cuales deben estar fuera del alcance de los mismos.
No se deben guardar sustancias tóxicas (como venenos o artículos de limpieza) en recipientes impropios o sin marcar, y éstos se deben mantener en armarios bajo llave de ser posible o colocar picaportes en los mismos para que no los puedan abrir.
No dejarlos solos
Los niños pequeños no deben permanecer mucho tiempo solos en cualquier habitación, mucho menos en el baño. En cuanto a piscinas o pozos éstas deben estar con puertas cerradas y proteger su superficie. Si se encuentran en la playa o piscina deben entrar a las mismas con un adulto.
Prevenir caídas
Si la casa tiene escaleras, hay que enseñarle a los niños como subirlas y bajarlas aferrándose a la mano de alguien o al pasamanos. Señalan que lesión debido a caídas desde las ventanas puede ocurrir desde incluso un primer o segundo piso, al igual que desde una gran altura, para esto sugieren: no colocar una cuna o cama cerca de una ventana que el niño pueda abrir.
Instalar rejillas protectoras en las ventanas que les impidan abrirse o rejas que impidan que el niño quepa a través de ella.
Juguetes seguros
Es importante cuidar que los juguetes de los niños sean seguros y no tengan piezas cortantes, ni ángulos puntiagudos, como tampoco estar fabricados con materles tóxicos.
El tamaño de los mismos debe ser suficientemente grande para impedir que sean introducidos en la boca y se traguen cualquier pieza o el mismo juguete. Asimismo es importante evitar que jueguen en lugares peligrosos como: las ventanas, balcones, escaleras o piscinas, esta último sin la supervisión de un adulto.
Proteger los enchufes
Independientemente de la edad que tenga el niño, los enchufes que no estén utilizados deben estar siempre protegidos. Lo recomendable es usar los selladores de enchufes (que los venden en las ferreterias o sitios especializados de bebés), para colocárselo a los mismos y evitar que los pequeños metan los dedos u objetos pequeños, lo que podría ocasionar una descarga eléctrica.
Otras medidas
En la cocina es primordial que la llave del gas esté cerrada siempre y cuando no se esté utilizando la estufa. Al cocinar lo ideal es mantener a los niños alejados de esta área del hogar, y también se debe tener un lugar para guardar las bolsas de plástico. 
En el baño también hay que ser precavidos. La tapa de la poceta debe estar siempre cerrada.
Fuente : EU